Agradecer y perdonar

Cuando abrí mi blog lo hice por los motivos y con el nombre erróneos. Durante aproximadamente un mes, “La Visión Sencilla” se llamó “Un Ciudadano Cabreado”. Afortunadamente, de manera orgánica, me di cuenta de que no quería verter en un blog parte de mis cabreos y frustraciones y que quedaran en la red como un legado de negatividad.

De lo que sí me di cuenta bastante pronto es que todo aquello que me enervaba y que me llevaba a escribir tenía un fondo. Que los problemas, una vez puestos sobre el papel (o sobre el editor de texto) y releídos, eran sencillos y pueriles. De ahí surgió el nombre de “La Visión Sencilla”.

Hace tiempo ya que decidí no dejar que lo malo superara a lo bueno en mi vida. Parece una labor sencilla, pero creedme, no lo es. Pero hoy por fin he podido resumir mucho de lo que pienso en dos palabras que espero me ayuden en mi objetivo: agradecer y perdonar.

Perdonar debe ser una acción hecha de verdad, incondicional y sin excusas. Quiero perdonar todo lo que me ha herido en el pasado y quiero hacerlo sin darle un motivo o una excusa al comportamiento que infligió el dolor. No solamente eso, quiero agradecer todo lo que me ha pasado, lo bueno y lo malo, indistintamente, porque han hecho de mi la persona que soy hoy, han hecho que hoy haya llegado a esta conclusión. Todo lo que me ha pasado en mi vida me ha llevado hasta este preciso instante, con la gente que me rodea y con la persona que quiero.

Existe una sencilla regla que dice que sólo el 10% de las cosas que nos pasan están fuera de nuestro control. El 90% restante se genera dentro de nosotros mismos. De la misma manera que un iceberg que choque contra un barco no se destruirá, puesto que el barco sólo dañará ese 10% visible por encima de la superficie, nosotros no podemos dejar que las cosas que se escapan a nuestro control nos dominen.

Si tomo el control de mí mismo, si agradezco y perdono los estímulos exteriores, seré capaz de ser yo el verdadero conductor de mi vida y mi destino.

Tomar el control implica, a su vez, modificar la realidad que me rodea. Si yo soy feliz, transmitiré felicidad. Si estoy tranquilo, transmitiré tranquilidad. Y eso es lo que quiero, que la gente sea capaz de ver felicidad, amor y calma cuando me miren a los ojos. De esa manera estaré cambiando lo que hay a mi alrededor.

Ya he hablado en alguna ocasión de física cuántica y es momento de volver a rescatarla. He comentado que la física de lo pequeño nada tiene que ver con la física de lo grande, pero que, cuando hacemos una observación directa de los fenómenos de la física cuántica, esta cambia para adaptarse a nuestra visión, a nuestra realidad, parar convertirse en aquello que nosotros esperamos.

El problema es que nuestra realidad está sesgada, es imparcial. Está viciada por los preceptos de la sociedad, por las medias verdades de la prensa y los gobiernos y por nuestro egoísta sentido del yo. Por eso, hay que desaprender (palabra que ha puesto de moda algún comercial de la tele), volver a ver las cosas como niños ingenuos que no entienden nada y que son capaces de ver la verdad, no la realidad generada.

Y el cambio, como ya he dicho, empieza por dentro.

Voy a intentarlo. Mi primer paso ha sido hacer examen de conciencia y perdonar aquellas cosas que, aún años después de haber sucedido, me seguían hiriendo. Parece mentira, pero se han ido y siento una gran calma. Es probable que vuelvan, ya lo dijo García Márquez “la felicidad es un acordeón”. Sólo espero ser capaz de volver a alejarlas.

Dar las gracias no va a ser tan sencillo, así que empezaré por agradecer a los que lean esta entrada, y a aquellos que hagáis algún comentario. Y voy a poner todo mi esfuerzo en agradecer todas las críticas, tanto positivas como negativas, en lugar de poner excusas, que es lo que suelo (o solemos) hacer.

Gracias!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Filosofía. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Agradecer y perdonar

  1. Inma dijo:

    En esta tarde de final de un puente en el que no hemos parado, voy a pararme y a seguir tu invitación de agradecer y perdonar, al menos de intentarlo, de empezar a hacerlo.
    Al primero que voy a dar las gracias es a ti, por qué, por todo.

  2. Belén dijo:

    Primero, da gusto leer algo así, con un fondo de optimismo que lo baña todo (…de una optimista convencida).
    Segundo, gracias por hacer feliz a una de mis niñas, y por que los dos juntos sois un ejemplo de que a veces las cosas buenas ocurren casi sin darnos cuenta, y de que lo de ser un pareja feliz derrochando amor por todos los poros de la piel sigue siendo posible en este mundo de locos (…..y esto viene de una soltera convencida,jejejej)
    Y tercero,….seguiré leyendo todo lo que pongas aquí!!!
    Ánimo
    Muuuaks

  3. Perico Contreras dijo:

    Al final tenemos tanto que agradecernos a nosotros mismos… ¡Y de perdonarnos ya ni hablamos!

    I like it…

  4. jbenaper dijo:

    Perdón ¡depende! y gracias ¡depende!
    Somos el fruto de nuestro pasado y presente, voy más allá, somos el fruto de los genes que heredamos de nuestros ascendentes y eso no lo podemos cambiar. Los errores que cometemos a lo largo de la vida son fruto de nuestro aprendizaje como seres humanos. En mi opinión tenemos que asumir nuestra realidad personal y esa es que somos como somos y que la vida es la suma de los buenos y de los malos momentos. Admitir nuestros errores es importante, pero más importante es tratar de no repetirlos.
    Quienes nos quieren de verdad lo hacen bajo cualquier circunstancia y entienden nuestros errores e imperfecciones sin esperar perdón o agradecimiento por ello.

    Edmund Burke, escritor y político irlandés escribió en Dublín allá por el año 1760, “Hay un límite en el que la tolerancia deja de ser virtud”

    Un fan desde Cantabria.

  5. conchibiri dijo:

    El cambio de título es más que acertado. Ahora está mucho mejor :-)) Efectivamente el cambio de todo empieza a poquitos, por dentro.
    Anda ponte a estudiar….

    • Flavia dijo:

      Eres mi dif3s jajajaj, bueno baadjno a la tierra. Voy siguiendo tus post, intentare9 comentar me1s y ser mas activo en tu comunidad, por que tu trabajo se merece seguimiento. Que decir de tu gran pecho compartiendo altruistamente con nosotros, no hay mucho que decir que cunda el ejemplo. Yo como hablemos hace poco voy a ponerme a estudiar el tema myGUI con ogre3d poco a poco ire9 modelando mi battletank3d pero sin prisas. Ya deje9 mi sello en blog espero poder ayudar en lo que mi tiempo me de.

      • Muchas gracias Flavia, aunque con tanto número entre las palabras me he liado un poco al leerlo jejeje. Me alegra mucho que te guste la temática del blog. En cuanto acabe el master seguiré escribiendo, que tengo algunos temillas pendientes 🙂

  6. Marieta dijo:

    Hermanito, creo que siempre hay un momento para agradecer, otro para perdonar y otro para arrepentirse de haber perdonado, agradecido o de no haberlo hecho.
    No se puede ir de pinki winki por la vida siempre. Tampoco de rencoroso o malo malísimo. El equilibrio es siempre lo mejor, no crees?
    Agradecer siempre y perdonar… dependiendo de qué: no es lo mismo una mala contestación de un amigo que un hachazo en la mano y tampoco es lo mismo que quien te dé la mala contestación sea un amigo o una persona que no conoces de nada.
    La mala memoria facilita el perdón :-). Tengo tan mala memoria que nunca recuerdo por qué me he enfadado. Pero claro, eso es porque, en realidad, no era nada importante.
    En fin, que si no te conociera, por lo que cuentas parece que tienes mucho que perdonar y cuando uno tiene esa sensación no es tan fácil hacer la vista gorda. Para eso, primero tienes que olvidar y eso es fácil cuando las cosas dejan de ser importantes. Y dejan de ser importantes cuando no están en tu pensamiento ni en tu pluma.
    Espero que el siguiente post sea algo así como… “Uy, iba a decir algo pero se me ha olvidado… será que no era importante” :-).
    Y ya me contarás de qué va todo esto que me has dejado loqueti.
    Chau!

  7. Marieta dijo:

    Ah por cierto, el cambio de nombre muy acertado. El otro no daba nada de buen rollo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s